Blogia
Información inmobiliaria

La construcción seguirá siendo un pilar de la economía española

Por sorprendente que parezca, si no concluyes la lectura del informe realizado por la Fundación de Cajas de Ahorros (FUNCAS), podrías caer en un planteamiento alejado de la realidad. Así es, FUNCAS asegura que “la especulación inmobiliaria tiene un papel marginal en el proceso de crecimiento del precio de la vivienda en España". Ahora bien, según sus propios datos, atribuye "el incremento del valor inmobiliario y la intensidad de la construcción a la acumulación de demandas que son estables y que tienen efectos permanentes”.

Sin duda alguna, el informe realizado por FUNCAS quedaría cojo de no ser por el estudio elaborado por la profesora del Instituto de Economía Internacional de la Universidad de Alicante, Paloma Taltavull. En él se expone que “las posiciones especulativas existirán entre aquellos agentes más proclives a asumir riesgos -como el mercado financiero-, si bien esta afirmación no implica que esta postura sea la que lidere las constantes del mercado”.

Claro está que además de “las razones de la demanda del sector de la construcción en España en la última década se encuentran asociadas a la modernización de la economía española y a la demografía, factores que actúan en el largo plazo, lo que implica que no se concede una especial importancia a la llamada demanda especulativa".

Crecimiento y generación de empleo
Y es que, como señala el informe, la modernización de la economía ha llevado a la edificación de edificios modernos especializados en el sector industrial y de servicios, así como la construcción de infraestructuras necesarias que han llevado al crecimiento y generación de empleo que a la postre han acelerado la aparición de demandantes de viviendas principales.

Además, el estudio “augura un crecimiento a ritmos similares a los experimentados en la última década, siempre que no se invierta el cambio en el modelo de formación de las familias, que la creación de empleo siga atrayendo inmigrantes y que continúe la inversión extranjera en los mercados inmobiliarios españoles a medida que éstos se globalizan”.

Otro condicionante es el hecho de que “las familias sigan destinando parte de su ahorro (o todo) a la adquisición de viviendas o bienes inmobiliarios y a que se mantenga el gasto en infraestructuras que necesita la economía española”.

La construcción y la economía española
En otro estudio, “elaborado por los economistas de la empresa cementera Cemex, Manuel Balmaseda y Dolores García, y editado por FUNCAS, pronostica que el sector de la construcción continuará siendo en el futuro uno de los pilares del modelo económico español”. En él se detalla que “la construcción mantendrá un buen ritmo de actividad a corto plazo, con una desaceleración en el sector residencial que no se verá compensada por un impulso del de obra pública”.

En 2007, el informe pronostica que “la inversión en construcción seguirá creciendo a tasas superiores al PIB, aunque con un perfil de ralentización a medida que avanza el año”.

La economía española “crecerá siempre que se mantenga el dinamismo de la construcción, dado el elevado peso que tiene tanto en el PIB como en el empleo, dato que implicaría un ajuste ordenado entre la inversión residencial y el impulso de las infraestructuras”.

En cuanto al sector residencial, que “ya ha alcanzado los niveles máximos tanto de actividad como de precios, irá desacelerando paulatinamente su crecimiento, impulso que deberá canalizar el modelo económico turístico y la segunda residencia”.

Así pues definiría el informe elaborado por la Fundación de Cajas de Ahorros (FUNCAS) como completo, veraz e independiente.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres