Blogia
Información inmobiliaria

La idea de exigir la vivienda en los tribunales empieza a coger fuerza

La idea de que el derecho a la vivienda se pueda exigir ante los tribunales empieza a abrirse camino en Francia con la presentación de un proyecto de ley en ese sentido. Fue el grupo parlamentario francés sobre los sin techo el que presentó la propuesta, en la víspera de que el Primer Ministro, Dominique de Villepin, se pronuncie al respecto en una conferencia de prensa. El derecho a una vivienda para los Sin Domicilio Fijo (SDF) y para las personas con salarios modestos se perfila como uno de los temas de la campaña electoral de las elecciones presidenciales y legislativas de la próxima primavera en Francia.

El proyecto de ley prevé que 'el derecho a una vivienda decente e independiente' se pueda reclamar al Estado ante la justicia. La futura norma, de cinco artículos, fue presentada por el Presidente del grupo parlamentario sobre los sin techo, el conservador Georges Fenech, como la 'base de partida' en la discusión entre las diferentes formaciones políticas.

Camping reivindicativo
'La idea es prever la posibilidad de un recurso jurídico contra el Estado cuando hay un mal funcionamiento de los poderes públicos', explicó Fenech en una conferencia de prensa en la que estuvieron presentes los hermanos Augustin y Jean-Baptiste Legrand, los fundadores de la asociación 'Los Hijos de Don Quijote'. Artífice en gran medida de la dimensión que ha alcanzado este debate, esta asociación saltó este invierno a las primeras planas de la prensa francesa e internacional con su iniciativa de instalar tiendas de campaña en la orilla del Canal Saint-Martin de París, en solidaridad con los indigentes. Esta original iniciativa, que ha calado hondo en el debate político, se extendió hoy a Toulouse (sur) y a Lyon (sureste).

Ese derecho a reclamar ante los tribunales el derecho a una vivienda estaría abierto a 'toda persona de buena fe que resida regularmente en el territorio nacional y cuyos recursos sean inferiores a un techo fijado por decreto', según reza el proyecto. El beneficiario deberá tener 'un empleo, una pensión de jubilación o una ayuda de tipo social o de adulto invalido', o aceptar seguir una acción de reinserción. El texto precisa que la demanda de vivienda deberá depositarse ante un alcalde, que deberá presentar en un plazo máximo de cinco días 'una propuesta de alojamiento adaptada a la situación personal y familiar del interesado'. Si es rechazada, el demandante podrá recurrir a una comisión de conciliación y posteriormente a un tribunal administrativo.

La postura del Gobierno galo
Poco después de la presentación de este proyecto de ley, los servicios de prensa de Matignon (sede del Gobierno) informaron de la convocatoria de una rueda de prensa de Villepin para hablar del derecho a que se pueda exigir una vivienda ante los tribunales. Eso es precisamente por lo que abogó el presidente francés, Jacques Chirac, en su discurso del pasado 31 de diciembre.

Paralelamente, los ministros encargados de la Cohesión Social, Jean-Louis Borloo y Catherine Vautrin, recibirán en los próximos días a los representantes de asociaciones y colectivos que trabajan sobre el derecho al alojamiento y de ayuda a los SDF y personas con ingresos modestos, con el fin de perfilar la futura ley. Entre ellos están los hermanos Legrand, quienes rehusaron pronunciarse sobre la futura norma, pero sí lamentaron que las autoridades rechacen su exigencia de requisar viviendas vacías.

Fuente de información: Terra

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres